Open/Close Menu Mantenimiento de Comunidades, Edificios y Piscinas en Málaga · Construcción - Limpieza - Ingeniería - Contra incendios

Servihogar propone distintos métodos para conservar la zona común más demandada por todos

La hibernación de piscinas es, sin duda, la mejor forma de mantener estas instalaciones durante el invierno. Estamos en pleno invierno, en la época más fría del año, y las piscinas y zonas comunes exteriores se pueden dejar de lado de forma inconsciente. Por lo que también en invierno es necesario plan exhaustivo para el mantenimiento y conservación de piscinas, ya que estamos ante la instalación más demandada por todos, vecinos y visitantes, en la época de verano y vacaciones. Es la zona común que más alegra a grandes y mayores, y prácticamente sólo funciona durante unos tres meses. La mayor parte del año está cerrada, a merced de inclemencias meteorológicas y otras posibles incidencias; con lo que una correcta planificación de acciones para su conservación, se antoja clave para su posterior disfrute.

Servihogar ha especializado a sus profesionales en técnicas como la hibernación de piscinas, para lograr un mantenimiento ideal, tanto para el agua, como para el vaso. Tanto los técnicos expertos, como los jardineros y mantenedores que están en el día a día de las comunidades impulsan esta técnica para controlar temperaturas, y la composición y la calidad del agua; así como una exhaustiva limpieza e higiene en cualquier época del año.

Hibernación de forma proactiva

Para una correcta hibernación de tu piscina en invierno, o en cualquier época del año, el factor determinante es la temperatura del agua. A partir de los 15 o 16 grados hacia abajo, toca poner en marcha medidas para la hibernación. Este factor marcará las acciones para llegar en el momento justo a esta acción de mantenimiento, evitando así las incidencias del frío, la nieve o cualquier otra inclemencia. Además, se ahorrarán productos de piscina y energía, por reducir notablemente las horas de filtrado. De unas 12 horas que puede trabajar el motor y los mecanismos de filtrado durante el verano, pasaríamos a apenas dos con este método de hibernación.

En primer lugar, hay que hiperclorar la piscina; es decir, subir los niveles de cloro (aprovechando que no hay baño), bajando así el PH del agua, para aplicar los productos invernadores. Esta operación tiene una validez de unos tres meses, para posteriormente limpiar la piscina en desagüe; asegurando bien que no queden restos en los fondos y paredes del vaso tras la aplicación de estos productos químicos; y repetir la hipercloración, la bajada del PH y la aplicación del invernador. Este producto evita que se deteriore la calidad del agua, así como la aparición de pequeñas algas o microorganismos.

Conoce nuestros servicios

Servihogar Málaga S.L. ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al que ha desarrollado un portal web corporativo para la mejora de competitividad y productividad de la empresa. Octubre de 2017. Para ello ha contado con el apoyo del Tic Cámaras de la Cámara de Comercio de Málaga.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar